Nutrición MH

Nutrir no es solo comer

two woman standing beside woman sitting in front of table

Ojalá tuviera una herramienta mágica para que vieran este tema como yo… lo amo. Este tema está lleno de complejidad de principio a fin y por eso intentaré deshilarlo un poco.

Cuando nacemos, nuestra madre nos alimenta con leche materna, pero ese acto marca nuestras vidas por siempre. La lactancia, es el inicio de nuestra alimentación, pero también el inicio de nuestra vinculación. Ese acto de amor infinito nos llena no solo de alimento vital, sino de protección, de seguridad… de herramientas para la vida me atrevo a decir.

No digo que las madres que no pueden tener una lactancia exitosa, pero lo cierto es que la lactancia determina aspectos no solo biológicos, sino psicológicos y sociales en nuestra vida entera.

Les digo lo esto porque si bien la leche es nuestro primer alimento, no es el único con el que generamos este vínculo, a lo largo de la vida tenemos emociones muy vinculadas a nuestros alimentos, que si el “caldito de la abuela”, los “taquitos de mamá”, el chocolate o el helado porque “depre”… y de ahí frases como “quiero un apapacho de comida”.

Como les he dicho siempre: “no hay alimentos buenos ni malos”, es la frecuencia de consumo y la totalidad de la dieta lo que determina si nos conviene o no de acuerdo a nuestras metas.

El chocolate no es malo, es malo comer chocolates para quitarnos la tristeza… porque de una vez les digo: “¡no se va a lograr!”.

Es malo tomar refresco y nunca agua, pero el refresco de manera ocasional no nos va a dañar.

Los humanos no necesitamos solo comida para nutrirnos, necesitamos pensamientos positivos, abrazos amorosos, tardes de café, leer cosas que nos gusten… escuchar la música que nos hace felices… bailar, cantar (aunque sea feo en la regadera)… todo eso nos nutre el alma, porque aunque no parezca… todos tenemos alma.

Nos nutre hablar con nuestros seres queridos, nos nutre el sexo, nos nutre un halago y un cariño de la gente que queremos. Nos nutre hacer un trabajo que nos guste, nos nutre que nos digan “te quiero”.

Muchas veces les he dicho a mis pacientes que el alcohol no les nutre, pero todo depende de la situación, no es lo mismo beber porque la vida se pone difícil y evadirla… y beber sin control, que si lo beben en compañía, les gusta y lo hacen con moderación, hace toda la diferencia, esos momentos sí los nutren.

Las dietas sí funcionan, los alimentos sí nutren, pero no solo somos un cuerpo, y sí, somos más complicados que un pez porque somos humanos y somos evolucionados y racionales (según la ciencia) y es por eso que nunca vamos a poder desligarnos de nuestra emoción y de aspectos puramente fisiológicos de la nutrición. Ustedes, ¿qué opinan?

Los espero en el consultorio.

🍇 🍎 Síguenos en Facebook y en Instagram para más contenido. 🍐🥬

¿Quieres encontrar el mejor estilo de alimentación para tí y descubrir un estilo de vida saludable adecuado para tus necesidades y preferencias?

Agenda una consulta online 👍
http://nutricionmh.com.mx/servicios-online/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *